Saturday, 30 Aug 2014
Acceder

Entradas con el Tag ‘méxico’

Vuelo en Ala Delta

Y porque no todo es montaña, bicicleta o expedición, ahora nos tocó lanzarnos a volar en Ala Delta.

¿A quién se le ocurrió ahora? Algunos se preguntaron… creo que ya es bastante obvio a estas alturas. La nueva frase célebre del abuelo es: “Si no hay riesgo inminente de muerte, no vale la pena hacerlo”.

Y porque los videos dicen más que mil fotos, aquí les dejamos algo de material.

Si no nunca lo has hecho vale muchísimo la pena, es mucho más seguro de lo que se ve. Muchas gracias a Jorge por la invitación y a Rudy y su equipo que nos hizo pasar un dia inolvidable.

Por cierto, no olviden darse un gustito en el SPA… iiiijoooo!!


Travesía por el Río Balsas

Salimos de Morelia un  jueves temprano si no mal recuerdo. Llevamos la consigna de embarcarnos  por el río Balsas para remar corriente abajo hasta la costa.
El trayecto desde Morelia no toma más de 4 hrs para llegar a la presa de Infernillo por la autopista, que en ese momento estaba incompleta. Precisamente el puente más grande que ahora tiene saliendo de un túnel, antes de las cortinas de la Hidroeléctrica, estaba en construcción .
Hicimos el trayecto sin problemas  y con varias escalas ya que nuestro plan incluía montar un buen rappel en algún puente de los que tiene la autopista.
Íbamos bien armados con cuerdas y con todo lo necesario.  El sitio que más nos gusto para bajar en rappel fue el puente que está antes la caseta de Nueva Italia. Tiene un enorme claro con un desnivel que supera los 80mtrs.
Pero la verdad es que las condiciones del lugar y el cañón exigen ya una vez montado el rappel, un día entero, quizá dos, de salida, por cuerda con ascensores o caminando por la ladera. Que bien los vale porque abajo hay agua corriente y se aprecia un ecosistema hermoso y distinto al que rodea la ruta.

Por  esta razón seguimos adelante hasta el sitio donde ahora esta el túnel y un puente que estaba en construcción. No se podía atravesar por ahí, sin embargo ya estábamos a unos minutos de donde nos deberíamos embarcar a la mañana siguiente,  así que nos detuvimos y decidimos ahí montar un buen rappel que descendiera  hasta caer en la presa, nadar un rato y pasar ahí la noche.


Al Ajusco a estrenar bicicleta

Recuerdan que les conté que mi bici apestaba??

Bueno pues tuve que comprar una nueva si es que quiero llegar al menos a la mitad del Camino de Santiago. Así que en la semana compre una Mérida… es increíble el cambio drástico de una salida en una bici buena. Para probarla me fui al Ajusco para recuperarme de la mala experiencia que tuve la última vez con una Benotto.

Ahora si volé por la ciclopista de la ciudad de México y logramos llegar hasta La Cima que es muy cerca de donde comienza la bajada hacia Tepoztlán.

Muchas gracias a Jorge de Bici y Montaña que me vendió esta bici que parece avión!!


Polanco a Tepoztlán, primer intento fallido

Empezamos a tomarnos en serio el viaje de Camino de Santiago y estamos tratando de hacer viajes acá en México que más o menos tengan el nivel de exigencia que vamos a tener en España. Así que intentamos irnos desde la ciudad de México hasta Tepoztlán siguiendo la ciclopista que es la ruta que seguía el antiguo y desaparecido ferrocarril a Cuernavaca.
El tema es que de Polanco a Parres es una subida muy tranquila pero interminable!! Como 45kms aproximadamente. Inicié la travesía con ansia de comerme al mundo y llegó un momento en que se me fundieron las piernas, especialmente la izquierda que tengo operada de la rodilla y que aún no termina de recuperar por completo la fuerza que tenia antes de la lesión.
En este viaje me di cuenta de muchas cosas:

Parres – Tepoztlán en bici

La cita era a las 8 de la mañana en la central de Autobuses del Sur donde partiríamos a un peculiar poblado llamado Parres. Me despierto a las 7 y lo primero que veo en mi celular es un mensaje de Jack que había tenido en bien enviar a las 2 am del mismo día, donde comentaba que mejor nos veíamos a las nueve en el mismo lugar y con la misma gente para que tu al volver no encuentres nada extraño ….perdón perdón pero en mi situación todavía se me salen las lágrimas de acordarme de la Rubí, en fin xochislaif.

Llegue a las 8:30 a la terminal, Jack y Raquel llegaron a las 9:30 tiempo que aproveche para darle a mis vigorosos músuculos la energía necesaria con el fin de  que aguantarán el recorrido que nos esperaba, porque aunque según el Jack eran muy tranquilos los 42 kms del recorrido era mejor prevenir porque el citado sujeto piensa que todos sus amigos son atletas de alto rendimiento dignos de entrenar en el centro deportivo olimpico mexicano.

Una vez que bajamos las bicicletas y nos dispusimos a comprar los boletos, observamos una multitud, que si  bien, no se asemejaba a las que se forman los días santos en Iztapalapa nos hizo preocuparnos porque “como madres van a caber las bicis en el autobus”. Pues bien, como dicta la insana costumbre mexicana el 90% de las personas de la multitud solo estaban pendejeando y en menos de 2 minutos Jack regreso con los boletos de 5 pesos cada uno que nos daban derecho a ser trasladados a Parres. El camión iba parando a cada esquina y subiendo personas aunque ya no cabía nadie más de todos modos el chofer seguía subiendo compatriotas.


 

Optimized by SEO Ultimate

internetVista® monitoring